Oremos con Etty

Oración Contemplativa I

Te ofrecemos una manera de orar al estilo de la contemplación ignaciana. Puedes Leerla y aplicarla por momento. Si en algún momento inviertes todo tu tiempo de oración no te preocupes por seguir adelante, quédate donde estés sacando provecho. ¡Disfruta tu rato de oración!

  • OREMOS CON ETTY


    Busca un lugar cómodo, agradable, silencioso. Adecúalo según tu personalidad: flores, aroma, alfombra, lo que quieras. Siéntate en la postura más cómoda posible, donde sientas que puedes estar tranquilo un buen rato, pero que tampoco te provoque sueño (posición loto si estás en el piso, o en una silla cómoda...)… Con tus ojos cerrados, toma conciencia de todo tu cuerpo, empezando por tu cabeza, si sientes alguna parte de tu cuerpo cansada, estresada, trata de relajarla moviéndola suavemente… Caes en la cuenta de tu respiración sin alterarla ni interrumpirla, sólo toma conciencia de cómo entra y sale tu respiración de tus pulmones... luego de un rato haciendo este ejercicio, piensa ahora que el aire que respiras está cargado del poder y de la presencia de Dios... Concibe el aire como un océano inmenso que te rodea... un océano divinamente coloreado por la presencia y por el ser de Dios... Cuando introduces el aire en tus pulmones estás metiendo a Dios en ellos. Ten en cuenta que cada vez que respiras estás sostenido por el poder y por la presencia de Dios...


  • Con la presencia de Dios en ti, dile como petición: “Señor, que te vea y quede liberado con tu presencia”... (Repite esta u otra petición, hasta que sientas que la posees, sin preocuparte por el tiempo que gastes en ella)...

  • OREMOS CON ETTY

    Ahora escucha las siguientes frases de Etty Hillesum y trata de captar todos sus detalles:

    “Dentro de mí hay un pozo muy profundo. Y ahí dentro está Dios. A veces me es accesible. Pero a menudo hay piedras y escombros taponando ese pozo y entonces Dios está enterrado. Hay que desenterrarlo de nuevo. Me imagino que hay gente que reza con los ojos dirigidos hacia arriba. Ellos buscan a Dios fuera de sí mismos. También hay otras personas que agachan la cabeza profundamente y que la esconden entre sus manos; creo que esa gente busca a Dios dentro de sí misma... [Entonces] La vida y la muerte, el sufrimiento y la alegría, las ampollas en mis destrozados pies y el jazmín detrás de mi casa, la persecución, las innumerables crueldades sin sentido...: todo eso está dentro de mí como una fuerte unidad, y lo acepto como un todo, y empiezo a comprenderlo cada vez mejor, sólo para mí misma, sin ser capaz hasta ahora de explicarle a nadie cómo está todo interrelacionado... No estoy amargada y no me rebelo. Tampoco estoy desanimada, ni estoy resignada en absoluto... Suena casi paradójico: cuando uno deja fuera de su vida la muerte, la vida nunca es plena; y cuando se incluye la muerte en la vida, uno la amplía y enriquece. [Por eso siento que] no hay ningún poeta oculto en mí, tan solo un pequeño pedazo de Dios que puede convertirse en poesía.


  • Ahora imagina el lugar donde Etty pronunciaría estas palabras... Qué estaría rodeándola... Qué estaría observando... Qué estaría sintiendo... Toma el tiempo necesario para imaginar la puesta en escena lo más vivamente que puedas, haz que toda la escena se llene de vida: imagina a Etty e imagínate a ti mismo en ese lugar... ¿Qué clase de lugar es? ¿Limpio o sucio? ¿Grande o pequeño?... Observa su arquitectura... Siente el clima... contempla las personas que puedan estar cerca del lugar... ¿Hay muchas personas?... ¿Qué clase de gentes son?... ¿Cómo van vestidas? "¿Qué hacen?... ¿Qué dicen?.. ¿Qué hacen?... mira cómo vas vestido, pregúntate ¿Qué sientes cuando y ves a estas personas?... ¿Qué quieres hacer?... Fíjate ahora en Etty... ¿Dónde se halla situada?.. ¿Cómo va vestida?... Acércate y charla con ella... Pregúntale algo y escucha lo que te responde... ¿Qué impresión te produce?, ¿Qué sentimientos tienes cuando hablas con ella?... Cuando estás hablando con ella, observas por el rabillo del ojo que una persona ha entrado en este lugar... Trata de mirar todos los movimientos y las acciones de Etty... ¿Qué le dice a la persona?.. ¿Cómo se comporta con ella?.. ¿Cuáles crees que son sus sentimientos al conversar con la persona?... La persona se retira y Etty se queda contigo... ¿Cómo te acoge?, ¿cómo te mira?, ella te dedica unas palabras, de esas mismas que has meditado; ¿cuál frase te ha regalado Etty?... Te toca despedirte de Etty y ella también se despide de tí, ¿cómo lo hace? Al terminar tu ejercicio de imaginación, retoma conciencia del lugar donde estás, de tu respiración, de tu cuerpo y abres los ojos poco a poco...

  • a. ¿Qué sentimientos te produjo el ejercicio de imaginación del lugar donde estaba Etty? ¿Qué ideas sacas como provecho para tu vida hoy?

    b. ¿Qué sentimientos te produjo el encuentro con Etty y el encuentro de Etty con la persona? ¿Qué ideas sacas como provecho para tu vida hoy?

    c. En este momento en que terminas el ejercicio: ¿cuál es tu sentimiento final?, ¿cuál es tu deseo actitudinal final?

    d. termina la oración agradeciendo este encuentro como quieras: con un Padre Nuestro o con la frase u oración que más te toque.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers